🤖 Consulta las convocatoria de voluntarios para la CDMX aquí     Descarga los programas de mano de la Gira 2019 aquí

LGBTQ

Detrás de la fama

Reseña de Strike a Pose

Por Cecilia Torres

15 feb 2017

Compartir

En los años 90, ellos eran íconos gay en un momento en la historia en el que ser homosexual y estar fuera del closet se consideraba una anomalía, y ser un exitoso bailarín gay era casi inaudito. El Blond Ambition World Tour de Madonna fue la gira que cambió las vidas de siete jóvenes y, de manera inesperada, la de millones de personas alrededor del mundo. En la cima de su éxito, logrado en parte por la manera en la que vivían, sin vergüenzas, arrepentimientos o temor, estos siete jóvenes rompieron con los estereotipos de la homosexualidad y de la sexualidad. A través de la danza, se expresaban libres de ataduras, pero lo que pasaba detrás de la fama y los espectáculos era mucho más complejo, y es precisamente eso lo que Ester Gould y Reijer Zwaan se dispusieron a descubrir.

Ten orgullo. Ten orgullo, de lo que sea. Porque todos somos alguien.

Este documental viaja más allá de la farándula y entra al mundo profundamente auténtico de los siete bailarines, Luis, José, Kevin, Salim, Carlton, Oliver y Gabriel, cuyas vidas, en gran medida, se distanciaron del mundo del espectáculo después de la gira con Madonna. Para el mundo, estos bailarines eran una inspiración, un paradigma de libertad, y podemos encontrar los testimonios del impacto que tuvieron en diversas comunidades en varias escenas del documental. Los fanáticos de los bailarines recuerdan Truth or Dare, el documental sobre la gira mundial Blond Ambition, como el primer espacio donde, desde sus recámaras en pueblos rurales o en cines oscuros, vieron a personas gay o a dos hombres besándose. Para los jóvenes que se identificaban con la sexualidad o con la extravagancia de los bailarines, Truth or Dare creó sus héroes, les dio esperanza y los liberó. Strike a Pose reproduce este legado y lo presenta desde las primeras escenas, en las que se escucha la voz en off de un bailarín sobre escenas de las vidas de varios hombres. Nos da la sensación de que los sentimientos y las experiencias de esta voz cruzan un número de vidas y se aplican a una multitud.

Los bailarines nos dejan entrar en sus vidas, nos abren las puertas de sus hogares y se desahogan delante de la cámara al punto que nos sentimos como el octavo miembro del grupo. Recorremos sus vidas y nos recuerdan qué fue de ellos después de su tiempo inolvidable con Madonna. El tema que domina la narración del filme es la inseguridad de cada uno, una ironía considerando que la intención de la gira que transformó sus vidas era celebrar la libertad y la belleza de la confianza en uno mismo. Las enfermedades, la drogadicción, el alcoholismo, la depresión, los secretos y el temor terminaron con la juventud y el éxito de muchos de los bailarines. El documental nos ofrece una ventana a las vidas increíbles de estos hombres que, a pesar de las inconcebibles tribulaciones de sus vidas, hicieron lo único que sabían hacer: luchar.

Estos bailarines eran una inspiración, un paradigma de libertad.

Estos bailarines eran una inspiración, un paradigma de libertad.

Sus historias son prueba de la espada de doble filo que representa la experiencia y la fama con Madonna; fue una oportunidad que, en la misma medida que les abrió las puertas, también implicó un peso que no estaban listos para soportar. Uno de los personajes comparte una reflexión llena de sabiduría: “Ten orgullo. Ten orgullo, de lo que sea. Porque todos somos alguien”. El título de la película que aparece en los créditos es un último llamado a los espectadores; Strike a Pose, toma acción, toma las riendas de tu vida y vívela.

Relacionados

Más documentales sobre LGBTQ

Patrocinadores