🤖 Consulta la convocatoria de Ambulante 2020 aquí

Género

Entrevista a Sarah Saidan, directora de Banderas de playa

Por Isabel Alexander

24 mar 2017

Compartir

Vida y Sareh son dos mujeres diametralmente opuestas que terminan compartiendo muchas cosas, concretamente, su lucha por la libertad y el reconocimiento. ¿Te identificas con alguno de estos personajes?

Yo soy iraní y he vivido casi toda mi vida en Irán. He conocido a muchas Sarehs y a muchas Vidas. Son ellas quienes me inspiraron a hacer esta película.

Sarah Saidan, directora de <em>Banderas de playa</em>

Sarah Saidan, directora de Banderas de playa

¿Qué fue lo que te hizo centrarte en el beach flags? ¿Tú has practicado este deporte?

Las nadadoras en Irán no pueden usar traje de baño en público. Yo no soy nadadora, pero esta injusticia me afligía y sentí una gran necesidad de hablar con estas mujeres y escucharlas. Cuando las entrevisté, me dijeron del beach flags, un juego practicado por los salvavidas que se juega en la arena y que no requiere que las mujeres usen traje de baño, por lo que les permite participar en juegos internacionales. También es un juego en el que las niñas de Irán han sobresalido históricamente, han ganado muchos premios. Me parecía muy irónico imaginarse a estas nadadoras corriendo en la arena sin poder participar en competencias de natación.

Sabía que tenía que hacer algo con esa imagen que no me dejaba tranquila.

Tu película está cargada de simbolismo. Todo en la película, desde las estructuras sin fondo que representan la restricción (la piscina en la pesadilla de Vida, la vista aérea del vestidor de mujeres) hasta los pájaros (pollos enjaulados, una gaviota). se usa para reflejar la liberación de las protagonistas. ¿En qué punto de la construcción de la película tomas estas decisiones artísticas? ¿O es que suceden espontáneamente?

Cuando haces animación, tienes que ser extremadamente preciso con todos los detalles desde el principio. Necesitamos imaginarnos todo desde el momento en que escribimos el guión, y como la animación es un proceso largo y laborioso, los animadores intentan encontrar la mejor manera para transmitir sutilmente las ideas en cada parte de la historia, ya sea simbólicamente o de la forma en la que se esté contando. Tener una imagen de todo desde el principio es un reto, pero es muy emocionante saber que la animación te da la libertad y las posibilidades suficientes para expresar muchas cosas en tiempos tan reducidos.

Tener una imagen de todo desde el principio es un reto.

Tener una imagen de todo desde el principio es un reto.

Tu película explora la delgada línea entre sueño y realidad. ¿Es esto algo que tú experimentas en tu propia vida?

De hecho, esas secuencias de la película no son sueños, son pesadillas, y son mucho más realistas que lo que vemos en la superficie de la vida de estas niñas. Es lo que no se dice, como normalmente sucede con todos nuestros sueños y pesadillas, ¿no es así?

¿Hasta qué punto esta película es un trabajo de colaboración? ¿Hay algún dominio (sonido, edición, diseño) por el que te sientas particularmente atraída?

Además de los momentos en los que me llega una idea que me emociona, me encanta crear el universo gráfico y dirigir la película. Y la mejor parte de la producción es cuando todo el equipo se reúne porque los animadores pasamos mucho tiempo trabajando solos.

Considerando el tema de los derechos de la mujer, ¿cómo ha sido recibida la película en Irán?

La película fue rechazada por el Festival Internacional de Animación de Tehran. Ni siquiera se le mostró al comité de selección. Pasé mucho tiempo intentando saber porqué, hasta que finalmente el director del festival dijo que los personajes femeninos en esta película de animación no estaban vestidos apropiadamente. Obviamente me decepcioné, pero no me sorprendió en lo absoluto. Sólo es una razón más de mi necesidad de hacer esta película.

Relacionados

Más documentales sobre Género

Patrocinadores