🤖 Consulta la convocatoria de voluntarios 2020 aquí

Medio ambiente

Resurrección

DIR. EUGENIO POLGOVSKY | MÉXICO | 2016 | 94’

Por Alonso Díaz de la Vega

12 may 2017

Compartir

Tal vez en otro contexto, un remolino de espuma sería una imagen hermosa: nubes al alcance de la mano, las colmenas de burbujas rodean un centro invisible y se agitan alrededor de él en una danza dibujada por el viento. Pero cuando Eugenio Polgovsky nos muestra esta imagen saliendo de un río contaminado en Jalisco, su significado cambia y toda la ligereza, el ritmo, el encanto, se convierten en un síntoma del horror, idéntico a la piel descolorida de una niña enferma de agua tóxica o a las cicatrices de un niño que espera un trasplante de riñón, no para vivir plenamente en su comunidad miserable, pero al menos para vivir.

En Resurrección, Polgovsky observa la decadencia de El Salto de Juanacatlán, una cascada conocida alguna vez como «el Niágara mexicano», que hoy, en un país enfermo de impunidad y depresión económica, es un basurero corrompido y corruptor.

Con una ironía melancólica, Polgovsky contrasta las imágenes de muerte, enfermedad y polución con antiguas filmaciones, comerciales y propaganda política contemporánea.

En ellas vemos la esperanza de un mundo mejor, de un progreso venidero o de una mentira: partidos políticos y el gobierno del estado muestran un Río Santiago limpio que no existe.

Pero es la gente la que se lleva la mayor atención del director. Con sus enfermedades y su miseria, son un retrato de una sociedad maltratada o ignorada por el poder. Ante el desastre, unos recuerdan con nostalgia los días mejores, cuando se podía pescar por decenas, y otros toman acciones de denuncia social, pero en general hacen lo único que una economía estática les permite: permanecer y sobrevivir. Su cotidianidad, sin embargo, no es un continuo de dolor sin fin. En una escena aparentemente inofensiva, Polgovsky nos muestra a algunos de los habitantes comiendo helado. Es una imagen simbólica del respiro que existe, a pesar de la adversidad, en una geografía donde la vida humana prácticamente no tiene valor. La resurrección, aunque hasta ahora ha sido una promesa incumplida, es la única esperanza.

 ALONSO DÍAZ DE LA VEGA fue el primer crítico cinematográfico mexicano seleccionado por Berlinale Talents, y finalista del Primer Concurso de Crítica Cinematográfica de la Cineteca Nacional. Es cofundador del sitio Butaca Ancha. Tiene un blog de crítica cinematográfica en El Universal, y es miembro del elenco del programa de televisión Mi cine, tu cine. Ha colaborado en varios medios como Excélsior, Milenio Semanal, Tierra Adentro, entre otros.

Este texto es parte de la primera edición de La revista ambulante, la cual puedes descargar de forma gratuita para más entrevistas, reseñas y datos sobre la Gira de Documentales 2017.

Relacionados

Más documentales sobre Medio ambiente

Patrocinadores