🤖 Consulta la convocatoria de Ambulante 2020 aquí

Conflictos sociales

Culpable de antemano

Por Paola Corrales

14 dic 2017

Compartir

“En el sistema de justicia mexicano eres culpable hasta que se demuestre lo contrario”. Esta premisa es la base con que Presunto culpable señala las injusticias de la realidad penitenciaria en este país. Antonio Zúñiga, un tianguista de Iztapalapa, funge como retrato de esta problemática. Sin pruebas contundentes y después de una serie de incongruencias al realizar su detención, Toño es sentenciado a veinte años de prisión por un homicidio que no cometió. De la mano de dos jóvenes abogados ­–Layda Negrete y Roberto Hernández, quienes se han dedicado a señalar las injusticias del sistema acusatorio del país– Antonio logra reabrir su caso y buscar una nueva oportunidad para defender su inocencia.

Conforme el documental avanza se van destapando todas las inconsistencias del caso y es ahí donde se reafirma que, una vez más, la realidad supera la ficción. En principio el abogado de oficio, quien representaba el caso de Antonio, carecía de cédula profesional para ejercer su profesión. No obstante, esta sería la clave que utilizarían los nuevos abogados del acusado para solicitar la repetición del juicio.

Luego, por cuestiones académicas los jóvenes abogados deben tomar distancia del caso y dejar a cargo a un penalista, mientras ellos prosiguen su investigación desde el extranjero. Esta situación no interfiere en que el caso siga su rumbo determinante en contra de las irregularidades, pues conforme más revisan el expediente más irregularidades aparecen. En este punto de la película, el espectador no puede evitar sentir coraje o frustración, y estas sensaciones aumentan cuando el documental dirigido por Roberto Hernández y Geoffrey Smith muestra al acusado desde una perspectiva íntima como esposo, como hijo e inclusive como recluso.

Si alguien dudase de la trascendencia y la importancia del cine de lo real, sería porque no conoce el caso de Presunto culpable. Este documental fue víctima de su propia denuncia, y en 2016 recibió una demanda civil por daño a la moral por parte de uno de los testigos del caso, presente en el juicio filmado. Días después, una jueza emitió una recomendación para que los recintos de distribución retiraran la cinta y así ocurrió. Después de varios juicios, el caso falló a favor de los productores y el documental logró ser exhibido a lo largo del país.

Presunto culpable es, sin lugar a dudas, uno de los documentales más importantes de México. Rompió récord en taquilla y ha sido reconocido con diversas nominaciones y premios, tanto dentro como fuera del país. Asimismo, después del éxito del filme, se difundió la reforma al juicio penal acusatorio en México que se había propuesto desde 2008, y que se convirtió en una realidad en 2016. Este trabajo cinematográfico aporta evidencia suficiente para demostrar la incidencia del arte en la realidad, y su capacidad para señalar y modificar las injusticias.

Relacionados

Más documentales sobre Conflictos sociales

Patrocinadores