🤖

Memoria

A morir a los desiertos: un canto al pasado

Reseña de A morir a los desiertos

Por Paola Corrales

25 mar 2018

Compartir

Si se tuviera que definir en una sola palabra el documental de Marta Ferrer A morir a los desiertos, se podría utilizar “melancolía”. Este filme se encarga de narrar la historia del tradicional canto cardenche: un tipo de canto que surge en el siglo XIX con los trabajadores de las haciendas algodoneras al norte del país y su particularidad tiene que ver con su forma de interpretación, pues no necesita de instrumentos musicales para acompañarlo, sólo requiere de la armonía de las voces.

Quienes interpretan el canto lo utilizan con varios fines. Aunque en un principio surgió como un medio de entretenimiento entre las agotadoras horas que se pasan en el campo, esta distracción pronto se convirtió en un medio de expresión para los trabajadores.

Cardenche proviene de un tipo de cactácea que al contacto con la piel puede llegar a ser muy doloroso, sobre todo al momento de intentar extraer los filamentos de la piel, pues estos se abren al hacerlo. Como su nombre sugiere, en el canto sucede lo mismo: el desamor, la tristeza, el dolor, sus preocupaciones e inclusive la muerte son los temas que penetraron la piel de los intérpretes y el canto es el intento por sacarlos de ella.

El canto cardenche nació de los trabajadores de las haciendas algodoneras.

El canto cardenche nació de los trabajadores de las haciendas algodoneras.

Con el paso de los años, los Cardencheros de Sapioriz de la región de Durango han envejecido y las nuevas generaciones se encuentran indiferentes ante de los cánticos. El mundo cambió: las cosechas ya no se recolectan a mano, los jóvenes se interesan cada vez menos en las labores del campo y es por ello que el canto parece desvanecerse, y en Durango se encuentran los únicos intérpretes que han mantenido la tradición viva.

Guadalupe, Antonio, Genaro y Fidel son los protagonistas del documental y ellos luchan por mantener el canto cardenche vivo para las nuevas generaciones. Marta se adentra en la vida de estos cantautores y nos muestra con tomas largas de pocos diálogos, pero con la armonía de los cantos como ambientación, el panorama actual del emblemático canto cardenche.

La fotografía  a cargo de Hugo Royer y Marta Ferrer es impecable e hipnótica.

A morir a los desiertos es un documental que plantea la importancia y el futuro de las expresiones culturales, como la música, en comunidades rurales. La melancolía de ver un pasado que puede desaparecer por completo hacen del documental un trabajo conmovedor. La pregunta que hace falta contestar es contundente ¿podrá sobrevivir el canto cardenche al actual mundo moderno? El futuro parece ser incierto, pero es indudable el esfuerzo de quienes se encuentran luchando por preservarlo vivo. Sin lugar a dudas, el canto cardenche es cultura e identidad para Sapioriz y también lo es para el país.

Relacionados

Más documentales sobre Memoria

Patrocinadores