🤖 Consulta las sedes y horarios de "El reino de la sirena" aquí

Música

Una celebración de la unidad humana

Reseña de Residente

Por Samuel Maddox

14 mar 2018

Compartir

Traducción: Sara Sandoval.

Al escuchar las noticias del día (las controversias, los conflictos) es fácil creer que hay más que nos separa que de lo que nos podría unir. René Juan Pérez Joglar, mejor conocido en los últimos diez años como Residente, la voz de la banda puertorriqueña ganadora del Grammy, Calle 13, ahora se presenta como artista solista. Sin embargo, su creatividad impulsiva y audaz no puede contenerse en un solo medio. Residente ahora ha entrado en el mundo del cine con un documental homónimo en el que, después de secuenciar su genoma, se va por todo el mundo para encontrar las tierras y los pueblos que son parte de él. Al escuchar atentamente sus historias y canciones, se embarca en un viaje de colaboración musical y emocional, culminando con su último álbum: Residente, una crítica autoproclamada de la industria de la música contemporánea.

Lo que al principio podría parecer una odisea arrogante o egoísta, rápidamente se convierte en un gesto de compasión.

Residente comparte su plataforma con comunidades devastadas por la guerra, sofocadas por la contaminación y el costo humano de la sobreproducción, despojadas del poder por la colonización y, en general, descuidadas por la gran parte del mundo. Lo que inicialmente se siente como si fuera una hora y media de apropiación y exotismo, resulta ser una serie de colaboraciones poderosas, una celebración de la unidad humana (quizás incluso de la identidad esencial) a través de la música. Una amplia variedad de sonidos, estilos e historias se combinan de manera sucinta en el esquema de los genes de un solo hombre. El éxito emocional y empático de esta composición, como película y como álbum, dice mucho de Residente. René es reconocido por su preocupación por los derechos humanos y por estar dispuesto a arriesgar su carrera para darle voz a los no escuchados, incluso recibió un premio de la Cumbre Mundial de los Premios Nobel de la Paz en 2015.

Residente se embarca en un viaje de colaboración musical y emocional.

Residente se embarca en un viaje de colaboración musical y emocional.

Residente concluye la película equilibrando de manera espléndida su exploración de los lugares del mundo que le resultan extraños y nuevos, con un relato bastante completo y emotivo de la historia y la evolución de su isla natal, Puerto Rico. Los paralelismos entre los abusos sufridos por Puerto Rico bajo los colonizadores, tanto en el pasado como ahora, y los lugares que visita, enfatizan su conexión con todas las personas a lo largo de su viaje para llegar al álbum. Al regresar a su hogar en Puerto Rico, René también regresa a su hogar en la industria de la música, otra máquina de explotación que intenta exponer. Esta vez, sin embargo, lo hará en su lengua materna artística: la música y la letra. Residente te da la bienvenida a la apasionada perspectiva de René Juan Pérez Joglar y te deja con ganas de ver el cambio que fomenta en el mundo. Afortunadamente, para empezar, lo que tienes que hacer es escuchar su nuevo álbum. Residente practica lo que predica: todos los artistas del mundo están recibiendo regalías por su premiado trabajo.

Relacionados

Más documentales sobre Música

Patrocinadores