🤖 Consulta las convocatoria de voluntarios para la CDMX aquí     Descarga los programas de mano de la Gira 2019 aquí

Photo credit: Erik Madigan Heck

Photo credit: Erik Madigan Heck

Archivos

Los porqués de Frederick Wiseman

Por Magaly Olivera

7 may 2018

Compartir

El sábado 5 de mayo en la Cineteca Nacional se llevó a cabo una clase magistral con Frederick Wiseman, prolífico cineasta estadounidense.

Mediante una videoconferencia, Wiseman mostró fragmentos de su obra, y expuso algunas claves para comprender los motivos detrás de sus decisiones al momento de dirigir y editar sus filmes. Entre los elementos mencionados, una constante es la relación entre lo literal y lo abstracto.

Ex Libris: The New York Public Library (2017)

En el característico cine de Frederick Wiseman, muchas escenas suelen tener mayor duración de la usual y también suelen presentar con fidelidad lo que ocurre en la vida de los lugares y las personas retratadas en su obra. Tomas de 15 minutos de una pareja hablando, otras de 10 minutos de una presentación de un libro, por nombrar algunos ejemplos, son muestra de ello. De acuerdo con el director, una forma de representar de forma natural lo que sucede frente a su cámara, es tener presente la relación que existe entre lo literal y lo abstracto, donde lo literal se refiere a lo que podemos ver de la gente (su ropa, la expresión en sus rostros, la manera en que hablan, su color de piel, su género, etc.) y lo abstracto son las decisiones tomadas al momento de dirigir y editar, teniendo como base lo que lo literal representa de cada lugar. Así, el cineasta explica que al momento de seleccionar las secuencias que entrarán en sus documentales, vincula lo literal con lo abstracto mediante preguntas como: ¿qué se aprende de la ropa de la gente? ¿Qué muestran sus rostros? ¿Qué podemos aprender de los lugares por la gente que está en ellos? Estas dudas vislumbran las técnicas de Wiseman al momento de tomar decisiones, y muestran la profundidad de su obra: cuestionar el significado de cada detalle en el cine de Wiseman es lo que permite comprender su práctica cinematográfica. Todo tiene un porqué.

National Gallery (2014)

En la clase magistral, Wiseman también mencionó que suele trabajar con más de 100 horas de filmación en cada película que ha hecho, y que de este material, luego de mirarlo completo, dedica de seis a ocho meses únicamente a seleccionar secuencias de lo que considera representativo en la relación de lo literal con lo abstracto. Por eso, cada plano de sus filmes levanta una serie de preguntas en el espectador sobre lo que existe detrás de lo que vemos en la pantalla, lo cual le permite acercarse y comprender la naturaleza de los lugares y las personas que retrata Wiseman en sus más de cuarenta documentales.

Otros elementos que contribuyen a la relación de lo literal con lo abstracto en sus filmaciones son el sonido y los títulos. El sonido en la obra de Wiseman recoge exclusivamente lo que ocurre en los lugares que filma, y los títulos tampoco adornan la realidad de lo que cada película busca representar. Wiseman expone mediante estas decisiones toda la variedad que existe en lo ordinario. Por eso, confiesa el mismo director, es importante grabar tanto tiempo, pues cuando las personas observan con detenimiento es cuando se encuentran los momentos más interesantes en la naturalidad de cada instante. Además, el cineasta considera que esta es una forma de mantener la solidaridad con el sujeto que filma, y no con las cadenas televisivas o las duraciones predeterminadas por la industria cinematográfica.

Titicut Follies (1967)

Por último, Frederick Wiseman dijo que de lo que más ha aprendido a lo largo de sus cincuenta años de carrera ha sido de editar sus filmes, lo cual vuelve a evidenciar la complejidad que existe en su obra al momento de interpretarla. Cada secuencia importa, cada gesto tiene un motivo y cada espacio tiene un porqué. El cine de Wiseman no sólo muestra la realidad de manera honesta y fiel, sino que también permite que el espectador sea un público activo al descifrar los motivos detrás de todo lo que ve, tanto cinematográficamente, como a manera de crítica social.

Ambulante Gira de Documentales 2018 dedica su retrospectiva a Frederick Wiseman con una selección representativa de su obra, la cual puede verse en la Cineteca Nacional del 3 al 17 de mayo. Consulta detalles en el programa de mano de la CDMX.

Relacionados

Más documentales sobre Archivos

Patrocinadores