🤖 Consulta las sedes y horarios de "El reino de la sirena" aquí

Música

Chavela: machismo, sexualidad, desamor y arte

Por Moovz

10 jul 2018

Compartir

Chavela Vargas fue una de las cantautoras más potentes que ha visto el mundo. Aunque nació en Costa Rica se convirtió en “toda una mujer” en México, parafraseando al documental llamado Chavela dirigido por Catherine Gund y Daresha Kyi. La gran discípula de José Alfredo Jiménez muestra en este filme los inicios de su carrera, donde luchó contra una sociedad machista, una familia conservadora y los estereotipos de las intérpretes femeninas de aquel tiempo: en su primera presentación en México ataviada de vestido, tacones y maquillaje se tropezó en el escenario, de vuelta en el camerino, se enfundó en sus pantalones, se puso un zarape y dejó los tacones, al salir nuevamente el público enmudeció.

Chavela Vargas vivió y creció como quiso, pero la vida no le fue fácil. Aprendió por las malas entre fiestas que duraban días en el clásico Tenampa de la Ciudad de México, donde fue inmortalizada en una obra de arte del pintor Ferguz Felipe. El documental retrata cómo la intérprete de “Macorina” nació con los pantalones bien puestos y una voz desgarradora que podía conmover hasta al más escéptico, como el mismo Almodóvar relata en Chavela.

Además, Vargas es un gran ejemplo para la comunidad LGBT+. Aunque fue hasta el final de su vida que se refirió a sí misma como lesbiana, nunca negó su sexualidad, simplemente ella prefería ser quién era sin explicaciones.

Es un hecho que Chavela abrió las puertas a muchas otras figuras, entre dolor y ofensas, ya que la sociedad de aquella época no la aceptaba plenamente. Su relación con Frida Kahlo también es relatada en una parte del documental, y es imposible no sentir la gran pasión que alguna vez vivió la cantautora por Frida.

“En las mañanas cantaba, quizá no para ella, sino cantaba mi libertad en el amor. Mis palabras posiblemente la hirieron mucho cuando le dije que me iba alguna vez. Y ella me dijo ‘Lo sé, es imposible atarte a ninguna vida de nadie. No te puedo atar a mis muletas ni a mi cama. Vete…’… Y un día abrí la puerta y no volví”.

Debemos confesar que no pudimos contener las lágrimas en esta excelente recopilación de la historia de Chavela Vargas, desde sus roces con la élite del mundo, hasta sus más grandes amores. El gran hoyo en el alma de Chavela fue lo que la realizó como cantante, pero también lo que al final del día la llevó hasta un alcoholismo empedernido que la orilló a la soledad.

Chavela será recordada como la mujer que hizo lo que quiso, y al final, ¿no es la meta de todos en la vida?

Para más textos y reseñas, síguenos en Moovz, la comunidad LGBT+ más grande del mundo.

Relacionados

Más documentales sobre Música

Patrocinadores