🤖 Consulta las sedes y horarios de "El reino de la sirena" aquí

Conflictos sociales

Guerrero vive, la lucha sigue

Por Alice Oziol

3 jul 2018

Compartir

“La llama la encendió Ayotzinapa. Hoy el fuego se está expandiendo”, comenta Juan, maestro rural y activista social después de una jornada de elecciones en Guerrero, en la cual gran parte de la población se une al boicot electoral impulsado por diversos grupos militantes. Este estado tiene una larga tradición de activismo político que se acompaña de una fuerte represión por parte de las autoridades estatales y federales.

En Guerrero asistimos a varias escenas de enfrentamientos entre policías y civiles. “El pueblo por el que luchamos es el pueblo que nos golpea”, dice Juan. Sin miedo, se defienden tirando piedras a los agentes, pues la rabia es tal que no la pueden contener. El miedo lo perdieron hace tiempo, aunque la historia les ha demostrado las consecuencias que pueden tener sus luchas. Desde asesinatos in situ como es el caso de Toño, cuyo entierro presenciamos en el documental, hasta desapariciones como la de los 43 estudiantes de Ayotzinapa.

Los desaparecidos son tantos que Mario, otro de los protagonistas, no deja de encontrarse fosas comunes mientras busca a su hermano. Mario habla de más de 30,000 desaparecidos en el país, siendo Guerrero uno de los estados más familiarizados con este fenómeno. Y es que tiene la segunda tasa de homicidios más alta de México, la gran mayoría de los cuales no llegan nunca a condenar a un culpable. Según el Índice Global de Impunidad México 2018, Guerrero es el tercer estado con mayor impunidad, con una alarmante cifra de 97% —superior al 93% nacional—. Lo cierto es que parece que los familiares de los desaparecidos ya ni siquiera tienen la esperanza de condenar a los culpables, y se tienen que contentar con encontrar los cuerpos (o más bien partes de ellos) entre los huesos hallados en las fosas comunes.

 

Frente a esta violencia, el pueblo guerrerense se une y se organiza para luchar. Destaca la presencia de mujeres en esta lucha, tanto encapuchadas en las barricadas como siendo líderes estrategas. Entre ellas está Coni, una de las cabezas del grupo de autodefensa Frente Unido para la Seguridad y el Desarrollo del Estado de Guerrero (FUSDEG).

La policía comunitaria de esta región nació a mediados de los años noventa, frente a una necesidad por proteger a la población del crimen organizado y contrarrestar la violencia de Estado que sufren. La gente de Guerrero tiene clara la necesidad de organizarse entre ellos, lejos de las instituciones que favorecen y legitiman estas agresiones estructurales. Ellos también entienden la importancia de la educación popular en el combate, apoyada por las escuelas normales cuyos maestros están muy involucrados en los movimientos sociales. Por otra parte, el Estado parece temer la influencia de la educación en lo que se asemeja a una revolución, y tal vez por miedo decide asesinar y desaparecer en total impunidad a activistas y estudiantes, actores fundamentales en la defensa de los derechos del pueblo mexicano.

Relacionados

Más documentales sobre Conflictos sociales

Patrocinadores