🤖 Ya estrenamos Hasta los dientes, consulta la cartelera aquí 

Actualidad

¿Cómo se digitaliza un filme?

Por Magaly Olivera

5 sep 2018

Compartir

Durante la Gira 2018 de Ambulante se exhibieron una serie de películas cuyo material fílmico fue digitalizado por Labodigital. Por ejemplo, parte de la sección Por ahí del 68…, la cual reunió obras audiovisuales de archivo creadas en los sesenta, se transformaron de filmes en 16 mm a un archivo digital en QuickTime para su proyección durante la decimotercera edición de Ambulante.

El proceso para realizar esta conversión del filme como un material físico a un archivo digital fue descrito por Gabriel Elvira, gerente de ventas en Labodigital, en una visita guiada para Ambulante. Aquí contamos brevemente nuestro acercamiento a este procedimiento, el cual fomenta la exhibición y distribución de filmes de otra época en reproductores actuales.

  • Limpieza manual

El primer paso para digitalizar un filme es un tratamiento manual que se aplica al material para limpiarlo de contaminantes del ambiente. Se hace con tricloruro de hierro y alcohol isopropílico en manos de un experto que cuida tanto los guantes que usa para tocar los materiales, como las temperaturas precisas en las habitaciones donde se realiza el proceso. En este momento se eliminan pelusas o basura que pueda pegarse a las cintas.

2) Limpieza ultrasónica

Después de la limpieza manual se realiza la limpieza ultrasónica. En este procedimiento se monta el rollo en una máquina que lo corre y lo limpia mediante rodillos que siguen eliminando impurezas, luego pasa por aire que lo seca. Al finalizar este proceso también se revisan las imperfecciones físicas del material fílmico como roturas, las cuales se pueden reparar con cintas adhesivas especiales para cada tipo de rotura y formato fílmico. Incluso se puede editar el filme si se corta algún cuadro del material fílmico y así desaparecerlo de la película al momento de digitalizarla.

3) Escaneo

Al finalizar la limpieza del material fílmico se procede al área digital donde cada fotograma en 16 mm se convierte en digital mediante máquinas como el Blackmagic Cintel, que escanea las películas en 35 mm y 16 mm a 30 f/s, convirtiéndolas en formatos de alta definición que pueden distribuirse o masterizar.

4) Restauración

Por último, una vez digitalizado el filme, se ofrece la posibilidad de restaurarlo —aunque esto puede modificar la manera en que se ha conservado hasta el momento, por lo que algunos prefieren evitar este punto (tal fue el caso de las películas presentadas en Ambulante)—. En este proceso se trabaja fotograma por fotograma para eliminar manchas que quizá queden en el celuloide, se corrige el color y otros detalles que puedan aparecer en el video, y también se logra balancear el sonido y limpiarlo de ruido. Sin embargo, la finalidad es aproximarse a lo que la obra original representaba sin modificar su propuesta inicial.

Si quieres ver un ejemplo en video da click aquí 

La finalidad de digitalizar un filme es lograr que se exhiba en distintos reproductores que no podrían leer un archivo en materiales como el nitrato de celulosa. El cuidado que Labodigital dedica para este procedimiento refleja que existe un trabajo profundo detrás de lo que vemos en pantalla, y conocerlo mejora nuestra experiencia como espectadores.

Conoce un ejemplo de un material fílmico restaurado para la Gira 2018 de Ambulante en el siguiente tráiler de La mujer murciélago del director René Cardona:

Relacionados

Patrocinadores