🤖 Consulta las sedes y horarios de "El reino de la sirena" aquí

Animación

Virus tropical: lo personal es político

Por Nora Morales

7 nov 2018

Compartir

La activista Carol Hanisch escribió en 1969 un ensayo titulado Lo personal es político, el cual deja en claro que la vida personal es parte fundamental del feminismo, ya que es justo ahí donde se desarrolla la violencia de género. Siguiendo esta idea sobre lo político y lo personal se desarrolla la novela gráfica Virus tropical (Sexto Piso, 2009) de la ilustradora colombo-ecuatoriana Power Paola. Tomando como punto de partida sus vivencias personales cuestiona lo que significa ser mujer, la construcción familiar y las dinámicas en pareja.

La autora expresa en diversas entrevistas que, en primera instancia, escribió esta historia como catarsis, pero que poco a poco se transformó en un trabajo político que incumbía a todos; esta idea se materializó al momento de llevarla a la pantalla grande, ya que necesitó de un gran equipo de dibujantes para animarla, tomando cinco años en terminarse. La adaptación cinematográfica estuvo a cargo de Santiago Caicedo, quien, de la mano de la autora, lograron una película basada en su totalidad en la novela gráfica.

Virus tropical, la novela gráfica, puede ser la historia de todos. Narra en viñetas el proceso para definir la propia identidad y la transición entre dejar de ser sólo un observador para convertirse en un actor de nuestra vida. Bien podríamos adjuntarla al género literario coming-of-age. Con base en diez partes, la autora narra desde su concepción hasta el inicio de su vida adulta; cada una de estas partes está titulada por la temática del capítulo.

Por su parte, en el largometraje Virus tropical —aunque está basado completamente en el libro— algunas escenas de la novela gráfica son eliminadas, pero esto se ve compensado por la profundidad que la animación dota a la historia, así como exaltada por la música.

La diferencia principal entre la novela gráfica y el largometraje radica en la forma de la narración. En la novela, la voz de un narrador omnisciente es quien guía la mayoría de las situaciones; en cambio, en la película la voz en off (recurso cinematográfico similar al narrador omnisciente) sólo aparece un par de veces, dejando al lenguaje visual toda la responsabilidad de contar la historia. Esta distinción hace que ciertas partes de la película no sean tan específicas como lo son en la novela gráfica. A pesar de este pequeño detalle, la película no pierde la esencia ni la ambientación tan absorbente que hace que te sumerjas por completo en la historia. De igual manera, ciertas partes en el largometraje, al estar vocalizadas, hacen que sean aún más graciosas y algunas escenas toman más fuerza gracias a la animación.

Aunque el género coming-of-age es más conocido por autores angloparlantes, Virus tropical es una refrescante historia que se inserta en la tradición de este género, y cuestiona estigmas latinoamericanos en torno a temas como lo que debe ser una madre, cómo debe estar compuesta una familia o lo que significa ser mujer a finales del siglo XX e inicios del XXI.

Power Paola creó una historia a la medida de todos a partir de la suya, dándole vigencia a la frase dicha en los años sesenta: lo privado se vuelve político.

Nora Morales es egresada de Literatura por la Universidad del Claustro de Sor Juana, ha colaborado en Tierra Adentro y VICE.

Relacionados

Patrocinadores