🤖 Consulta la convocatoria de Ambulante 2020 aquí

Culturas y pueblos ancestrales

Nació de las montañas

Reseña de Tío Yim

Por Genesis de los Santos

18 feb 2019

Compartir

En la sierra del estado de Oaxaca, hay una voz que se escucha en el bosque. Canta tan fuerte como el aullido de los vientos, silbando a través de los caminos del pueblo de Guelatao, con cada nota de su guitarra crea una nueva historia. Estas canciones atraviesan las fronteras artificiales creadas por el Estado y unen a personas en una sola comunidad.

¿Cómo es dedicarse por completo a la comunidad? ¿Cómo es participar en comunidad- comunalidad? Estas son las historias que canta Jaime Martínez Luna, un “filósofo, compositor, antropólogo… el pensador indígena más influyente hasta la fecha”, como muestra la película. A través de los ojos de su hija, la directora Luna Marán, aprendemos sobre un hombre que es más que un padre, es un hombre que no le pertenece a nadie, sino a todos al mismo tiempo.

A través de este lente nostálgico, Marán cuenta las historias sobre la presencia de su padre, así como las de su ausencia. Ella, junto con sus hermanos y Magdalena Andrade, la compañera de toda la vida de Jaime, lo obligan a vivir fuera de la abstracción, hablan de su presente mientras hacen referencias sobre el pasado. Jaime piensa en el mundo que lo rodea.

Después de quince años de vivir en lo que Magdalena llama un “laberinto”, absorbido por el alcoholismo, interpretando al personaje de un borracho con un bastón, Jaime no pudo vivir las diversas identidades que su comunidad le había impuesto. Es en el presente que nos encontramos con él, aunque ya no puede cantar con la misma potencia, sigue abogando por las comunidades indígenas, la naturaleza y la idea de vivir en comunidad. En el mundo de Jaime, la individualidad no está presente, ya que sólo puede “destruir la comunalidad”.

Un documental revelador, en el que toda la familia está presente, hablando no sólo de las organizaciones que creó Jaime, como la estación de radio comunitaria XEGLO “La Voz de la Sierra” en los años 80, sino también de su papel como pareja, padre y figura comunitaria.

Cerrando este homenaje biográfico a un gran hombre, el espectador ve a Jaime rodeado de naturaleza, flotando en las serenas aguas del Pacífico. Las imágenes de las maravillas naturales nos cautivan, un pequeño hongo en un arbusto, una araña que hila su telaraña y la brisa que hace pivotar las ramas del bosque que Jaime plantó.

El canto final,

Nació de las montañas. Criado por el sol. Al igual que el agua de los ríos, vagaba por tierras lejanas.”

Resume esta historia sobre la conexión de un hombre con la tierra, la música y su comunidad.

Relacionados

Más documentales sobre Culturas y pueblos ancestrales

Patrocinadores