🤖 Descarga el programa de la Ciudad de México aquí

Archivos

Un pasado enredado

Reseña de Algo quema, dirigido por Mauricio Alfredo Ovando.

Por Dani Pérez

5 feb 2019

Compartir

En los ojos de sus parientes cercanos, Alfredo Ovando Candía era un cariñoso padre, abuelo y marido que siempre puso a su familia primero. En el ojo público, sin embargo, el expresidente, dictador y comandante militar ha sido llamado un asesino y conspirador a la luz de varias controversias que caracterizaron su tiempo en el poder. Algo quema explora la tensión entre estos puntos de vista drásticamente contrastantes de Ovando Candía, exponiendo la complejidad de la reputación de una figura pública cuando está entrelazada con el amor, las memorias y, frecuentemente, la negación de su familia.

Alfredo Ovando Candía asumió la copresidencia boliviana en 1965, después de un golpe de estado que lo colocó a él y al vicepresidente René Barrientos en el poder. Tras perder las elecciones presidenciales poco más de un año después, Ovando Candía se preparó para los próximos comicios, sólo para ejecutar otro golpe de estado que lo convirtió en dictador de Bolivia por los próximos trece meses. El tiempo de Ovando Candía como presidente y comandante militar estuvo lleno de controversias que siguen manchando su reputación hasta el día de hoy. Entre ellas están la masacre en la comunidad minera Siglo XX, la ejecución del líder guerrillero Ernesto “Che” Guevara y los asesinatos de estudiantes universitarios guerrilleros en Teoponte.

A través de anécdotas nostálgicas, fotos antiguas y carretes de película filmadas por miembros de la familia, el director Mauricio Alfredo Ovando captura los elementos de la vida de su abuelo que no llegaron a los libros de texto —las cartas parlantes que les dejó a sus hijos, el tremendo dolor que sintió después de la muerte de su hijo, y la manera en que le leía libros a su nieto, entre otras cosas. Si la historia descubre el esqueleto de Ovando Candía— un resumen de quién era y qué hizo— estos recuerdos familiares preservan su carne, revelando su humanidad, algo que la documentación histórica no siempre puede capturar. En vez de invalidar los errores de Ovando Candía o destacar sólo sus expresiones de humanidad, Mauricio Alfredo Ovando vuelve más compleja la imagen de su abuelo al mostrar todas sus caras. Al hacerlo, esta obra sugiere que las muchas versiones de Ovando Candía deben considerarse juntas para formar el todo veraz; aceptar sólo ciertas versiones significa negar el resto, y por lo tanto, todas las partes deben ser examinadas.

Algo quema revela la naturaleza paradójica de la historia cuando se ve a través de una lente familiar. La historia familiar, tanto como la historia política, puede ser revisada y adaptarse a lo que uno quiere que sea. Sin embargo, lo que hace que la historia familiar sea tan única es el amor y la intimidad que uno comparte con un padre, un abuelo y un marido, lo que sugiere que sea casi perverso condenar sus acciones como dictador y líder militar. Algo quema expresa poderosamente las relaciones dolorosas, culpables o clementes que algunas familias tienen con el pasado. Igualmente amoroso y crítico, este documental insinúa que los aspectos paradójicos de la imagen de Ovando Candía deber ser reconocidos en su enredo inseparable para ser verdaderamente entendidos.

 

Relacionados

Más documentales sobre Archivos

Patrocinadores