Política

¡El pueblo de Guerrero, estado guerrillero!

Reseña de Guerrero

Por Cecilia Torres

28 feb 2017

Compartir

Escuchamos el grito de batalla de un pequeño guerrero: “¡Alerta! ¡Que camina la lucha guerrillera por América Latina!” Su voz vibra a través de la multitud de cuerpos y supera los gritos de los adultos. Esta es la lucha que nace en los niños; la guerra que atraviesa generaciones en el Estado de Guerrero. Estos son sus guerreros.

“Guerrero”, Ambulante Gira de Documentales 2017

La lucha no está en los individuos, la lucha vive en el pueblo.

En Guerrero, la muerte y la sangre son un terror constante. La seguridad no viene del gobierno ni de la policía estatal o federal, sino de los esfuerzos del pueblo organizado contra la corrupción y la delincuencia. Esta animosidad hacia el gobierno nació hace décadas, y su nacimiento dio fruto a las generaciones de activismo social del pueblo de Guerrero. La activista experimentada, Coni, construye una ventana a través de la cual se pueden apreciar las figuras que lucharon por la justicia antes de las generaciones actuales, y de las que los activistas de hoy pueden aprender para no tener que empezar desde el principio, con propósito pero sin estructura organizada. La lucha ha sido constante, pero la indignación se enciende durante diferentes eventos, el más reciente y brutal siendo la desaparición de los 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa, que aún no han sido encontrados.

En este estado, los activistas que exigen justicia están dispuestos a sacrificar sus vidas por conseguirla.

Seguimos el día a día de tres activistas que viven luchas diversas pero que buscan desmantelar el mismo sistema: el crimen organizado vinculado con el gobierno. Coni, es parte del Frente Unido para la Seguridad y el Desarrollo del Estado de Guerrero (FUSDEG), una organización creada de la separación de un grupo comunitario convertido en corrupto (la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero o UPOEG), y trabaja para el desarrollo de las comunidades del Estado de Guerrero. Juan, un joven activista y maestro criminalizado por el gobierno, lucha contra las elecciones forzadas y usa el boicot para resistir el control nocivo del gobierno sobre su pueblo. Mario asume una forma de activismo más reticente pero, posiblemente, la más alarmante para las autoridades; se dedica a la búsqueda de su hermano y, en el proceso, expone los crímenes y negligencia del gobierno al encontrar los cuerpos de cientos de asesinados. Sus luchas están entrelazadas, no sólo porque pelean contra el mismo mal, sino porque han ofrecido sus vidas por la justicia; para heredar un mundo mejor a la próxima generación.

A lo largo del documental resalta un hecho sorprendente: hay un fuego inextinguible de esperanza que envuelve al pueblo y que, por más que la autoridad gubernamental trata de asfixiarlo, se extiende y aumenta. La gente se siente afortunada de ser de Guerrero, porque sus familiares aún no han sido quemados sin esperanza de ser encontrados; saben que ser activistas es peligroso, pero reconocen que ser sumisos ante la injusticia trae aún más peligro.

“Guerrero”, Ambulante Gira de Documentales 2017

En Guerrero, la muerte y la sangre son un terror constante.

La opresión que experimenta el pueblo de Guerrero proviene de una multitud de fuentes: experimentan la fuerza abusiva del gobierno militante, el delito del narcotráfico, e incluso la política de respetabilidad de su propio pueblo. Pero los guerreros siguen, la lucha no para. Incluso cuando el asesinato de un prominente activista indígena, Toño, consume al estado, éste se transforma en mártir y su aliento final es un llamado al combate. La imagen de la bandera mexicana, el tricolor de la supervivencia, llena la pantalla: la bandera se extiende sobre el altar de la iglesia que acaba de presenciar un asesinato y simboliza la esperanza a la cual los guerreros se aferran; la bandera tendida sobre la ataúd de Toño representa la lucha eterna que sobrevive a los activistas, porque la lucha no se encuentra en las personas individuales, la lucha vive en el pueblo. Pero cuando la bandera mexicana enorme se impone sobre los montes de Guerrero, oculta la luz del sol y cubre el suelo con la oscuridad, vemos al gobierno por lo que realmente es: una fuerza de tinieblas, que impide la iluminación y difunde la ignorancia para mantener un pueblo sumiso ante la corrupción y la injusticia.

Related

More documentaries about Política

Sponsors