Migración

Entrevista a Els Van Driel, directora de Un año sin mis papás

Por Isabel Alexander

24 mar 2017

Compartir

¿Cómo elegiste a Tareq como tu personaje principal? ¿Hubo alguna renuencia por parte de la familia?

Empecé a buscar niños que hubieran llegado sin sus papás a los centros de refugiados de Holanda. El Consejo Holandés para los Refugiados me ayudó. Gracias a ellos contacté a Tareq y a su tío y les expliqué toda la idea del documental.

Tareq se entusiasmó mucho porque él piensa que es importante que los demás sepan de su situación desfavorable: tener que esperar tanto tiempo para poder estar con sus padres.

Él piensa que está mal que los niños tengan que esperar tanto. No fue fácil empezar a filmar. Primero necesitábamos el consentimiento de la institución tutelar de Holanda. Ahora ellos eran los responsables de Tareq y por supuesto fueron muy protectores y sí se resistieron. Tuve que hacer muchas cosas para convencerlos de que participar en esta película iba a ser benéfico para Tareq. También hicimos varias llamadas a Siria y a Líbano, que es en donde estaban sus papas. Ellos nos apoyaron mucho y finalmente convencieron a la institución tutelar.

Els Van Driel, directora de <em>Un año sin mis papás</em>.

Els Van Driel, directora de Un año sin mis papás.

Un año sin mis papás sigue un arco narrativo muy balanceado entre nostalgia y festejo. ¿Sabías que Tareq se reuniría con sus papas desde antes de comenzar a filmar?

Sí, claro que sabía que algún día iban a llegar. La pregunta era cuándo. Y eso era de alguna manera un riesgo. De hecho, sólo filmé tres días a Tareq antes de que llegaran sus papás; el día cuatro llegaron. Un día regresé al centro de solicitantes de refugio en el que estaban los papás de Tareq. Utilicé mi teléfono celular para tomar algunas imágenes. No estaba permitido filmar adentro, por eso lo hice así.

Todos los personajes parecen estar increíblemente cómodos frente a la cámara. ¿Ese desenvolvimiento se dio naturalmente o tuviste que establecerlo desde antes?

Sí, es increíble, ¿verdad? Fue suerte, supongo. También creo que el camarógrafo y yo somos bastante tranquilos y sensibles, por lo que no presionamos a nuestros personajes. Eso ayuda mucho también. Pudimos trabajar muy bien con la familia de Tareq.

Ellos olvidan y perdonan. Así debería ser la vida.

Ellos olvidan y perdonan. Así debería ser la vida.

¿Cómo fue trabajar específicamente con Tareq?

¡Fue genial! Es un niño muy lindo. A pesar de estar pasando por una situación muy difícil, no dejaba de hacer bromas. A veces el que lo estuviéramos filmando era demasiado para él y entonces dejábamos de hacerlo enseguida. Decidimos que teníamos que estar satisfechos con lo que pudiéramos filmar. Por eso no tuvimos tanto material para escoger y fue un poco difícil al momento de editar.

Para mí era importante no presionar a Tareq para nuestros propósitos.

¿Qué fue lo que te inspiró a crear la serie de televisión “Just Kids” y qué es lo que quieres decir con el lema: Inherit your child’s eyes and look through them (Hereda tus ojos de niño y mira a través de ellos)?

De hecho la serie surgió de un grupo de cortos que ya existía, pero eran para adultos. Pensé que sería mejor hacerla para niños y que así pudieran compartir sus realidades con otros niños alrededor del mundo. Creo que si miras las cosas a través de los ojos de un niño puedes tener una visión más clara y más justa de lo que está bien, lo que está mal y de lo que debería hacerse. Así el mundo es más simple de alguna manera y más luminoso porque los niños son flexibles y divertidos. En un momento están llorando y peleando y, al siguiente, jugando y riendo con quien se estaban peleando antes. Ellos olvidan y perdonan. Así debería ser la vida.

Para ti, ¿cuál es la interacción entre las películas y el activismo social? ¿Cómo se comunican entre sí?

Bueno, yo sólo hago películas acerca de temas que me parecen importantes socialmente, por eso podrías llamarme un activista. Pero yo veo mi papel de cineasta y periodista más en crear consciencia e informar que en involucrarme políticamente. Admiro a los cineastas que dedican su vida a un solo problema, pero yo soy muy impaciente y quiero continuar con el siguiente tema y la siguiente película. Aún quedan muchas historias que contar para mantenernos alertas y seguir siendo empáticos con los demás.

Related

More documentaries about Migración

Sponsors