Fotografía: Jorge Lépez

Fotografía: Jorge Lépez

¿Qué es Levantemos México?

Ambulante tras bambalinas

Por Ma. Cristina Alemán

28 mar 2018

Compartir

Sorry, this entry is only available in Spanish For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

Después del sismo del 19 de septiembre nació el fondo Levantemos México, impulsado por Gael García Bernal, Diego Luna y Ambulante. Pero, ¿exactamente qué es y cómo funciona? En entrevista, Mercedes Caso, coordinadora del fondo Levantemos México, lo explica a detalle.

¿Qué es Levantemos México?

Levantemos México surgió a partir del sismo del 19 de septiembre de 2017 en la Ciudad de México y en los estados cercanos a la Ciudad de México. En ese momento, Diego Luna y Gael García decidieron lanzar una campaña pública para recaudar fondos. Reunieron una suma importante: 28.5 millones de pesos, equivalentes más o menos a 1.5 millón de dólares. Así, con la voluntad de mucha gente de todo el mundo –de pequeños y grandes donativos, de gente que organizó eventos de recaudación locales, y de muchos mexicanos fuera de México– se lograron reunir en colectivo los recursos para el fondo.

Fotografía: Feli Gutiérres.

Fotografía: Feli Gutiérres.

¿Todavía se puede donar a Levantemos México?

Todavía estamos recibiendo donativos vía Pay Pal: https://www.paypal.me/DonationsAmbulante

¿Qué planean hacer con el dinero que se ha recaudado?

Al mismo tiempo que se lanzaba la campaña de recaudación, iniciamos un ejercicio de mapeo para conocer a las organizaciones, los grupos, y los actores clave que han dado respuesta a la emergencia.

Vale la pena aclarar que, a pesar de que la campaña Levantemos México nació a partir del sismo del 19 de septiembre, está también dirigida a apoyar a los afectados por los sismos que sucedieron el 7 de septiembre y sus posteriores réplicas en los estados del sur de México.

Entonces, hicimos este ejercicio de mapeo, que consistió en investigar quiénes están haciendo qué, en dónde, cómo, con quién y para quién.

Con esa información se realizó un diagnóstico, entrevistando a algunos de estos actores clave que nos fueron enseñando la seriedad del asunto, cómo se ven afectadas las comunidades y cuáles son sus problemáticas específicas. Por ejemplo, a qué problemas se enfrentan si están en una zona rural, si son un grupo indígena, si fueron aislados porque se vieron afectados los caminos, o si están en una zona más urbana en donde los daños de infraestructura pudieron ser más impresionantes (como en el caso de la Ciudad de México).

Después del mapeo y del diagnóstico, ¿qué sigue?

Después del mapeo y del diagnóstico de necesidades por región, se hizo una estrategia para utilizar los recursos recaudados en la campaña de Levantemos México de la mejor manera posible.

Uno de los hallazgos del diagnóstico es que la experiencia en filantropía para el desastre en otros países, y en previas ocasiones en México, te invita a poner el ojo en aquellas organizaciones que ya existían a nivel local o que tienen experiencia de trabajo respetando lo local; colaborando de manera participativa con las comunidades, integrando a la comunidad en todos sus procesos y en la toma de decisiones de cómo quieren ellos reconstruir y regenerar su entorno. Por eso la estrategia nos conduce a apoyar principalmente a este tipo de organizaciones.

También reconocemos que a raíz de los sismos hubo un espíritu solidario brutal, despertaron muchas conciencias y mucha gente hizo algo para ayudar.

Entonces, una parte de lo que estamos haciendo es apoyar a estos grupos de reciente creación; ciudadanos que se organizaron para colaborar en sus propias comunidades o para ir a colaborar en comunidades que se vieron afectadas por los sismos. Sabemos que, a partir de un desastre, nuevos grupos ciudadanos se organizan y muchas veces siguen trabajando a lo largo del tiempo y con un compromiso cada vez mayor. Así, estos grupos se convierten en parte de la sociedad civil propositiva y son un contrapeso importante frente al gobierno.

Por eso la estrategia tiene dos partes: por un lado, el apoyo a las organizaciones que tienen un arraigo territorial, que formaban parte  de las propias comunidades previo a los sismos; y por otro lado, el apoyo a estas nuevas redes, brigadas, grupos o colectivos que nacieron a partir de los sismos.

Fotografía: Feli Gutiérres

Fotografía: Feli Gutiérres

Además, como Ambulante es una organización dedicada al cine documental –todo lo que hacemos tiene que ver con usar lo audiovisual para presentar una realidad, para informar, para hacer consciencia o para ser críticos sobre una situación– otro componente del fondo Levantemos México es dar visibilidad y documentar los procesos de las organizaciones y los grupos apoyados. El objetivo es generar memoria histórica, memoria ciudadana, para no olvidar las lecciones que desafortunadamente hemos tenido que aprender y que seguiremos aprendiendo, porque sabemos que los procesos de reconstrucción tras un desastre como los sismos no duran poco tiempo, pueden durar diez años o más. Queremos registrar de alguna forma audiovisual estos procesos, compartir conocimientos y generar aprendizaje, para así en algún momento contribuir en la incidencia en términos de saber lo que se hizo bien y lo que se hizo mal, y cómo debemos estar preparados para un desastre.

¿Cómo ha sido el proceso de encontrar a las organizaciones que recibirán apoyo?

Para identificar a estas organizaciones y grupos lanzamos un par de convocatorias. La convocatoria de Liderazgo comunitario que va dirigida –como señalaba– a esas organizaciones comunitarias que existían previo al sismo; que han estado súper activas, que han hecho un trabajo ejemplar, y que siguen comprometidas y trabajando desde los lugares afectados para la regeneración integral de las comunidades a lo largo del tiempo. En el caso de Liderazgo comunitario lo que hicimos fue lanzar la convocatoria abierta, con los criterios que mencioné anteriormente. El 15 de marzo recibimos los proyectos que mandaron estos grupos y estamos en el proceso de selección.

La otra convocatoria es la de Nuevos actores, dirigida a estos grupos que surgieron tras los sismos y que tienen una propuesta de permanecer activos y de seguir contribuyendo de alguna manera con la regeneración de las comunidades afectadas. No tiene que ser forzosamente un tema de infraestructura o de reconstrucción de casas, puede ser desde una perspectiva más integral. Estamos muy abiertos a escuchar a los propios grupos que saben lo que necesitan las comunidades, porque están ahí, porque nacieron a partir de la emergencia y trabajan junto con la comunidad para definir qué sigue, cómo sigue y cómo lo quieren hacer.

El proceso de convocatoria de Nuevos actores inició con una etapa de nominación o de autonominación del 15 al 28 de febrero de 2018. Hicimos un llamado público a todos los grupos, brigadas, etc. que quisieran autonominarse para ser considerados en esta convocatoria; también abrimos la posibilidad de que fueran otras personas, organizaciones o las comunidades mismas que nominaran a los grupos. Revisamos estas propuestas iniciales y el 15 de marzo extendimos una invitación a aquellos grupos que sí cumplían con los criterios de la convocatoria para que preparen un proyecto, una propuesta formal, y nos la envíen a más tardar el 31 de marzo.

Fotografía: Feli Gutiérres

Fotografía: Feli Gutiérres

¿Cómo serán seleccionadas las organizaciones que recibirán apoyo?

La evaluación de los proyectos, en ambos casos, se está haciendo con la asesoría de un comité técnico formado por expertos en los temas que estaremos trabajando: reconstrucción de vivienda y de tejido social, recuperación y prevención de desastres, entre otros. Considerando las recomendaciones del comité técnico, la decisión final será tomada por Diego, Gael y Paulina Suárez, directora general de Ambulante. El 25 de abril anunciaremos a las organizaciones o grupos seleccionados para recibir apoyo del fondo Levantemos México.

¿Qué sucede una vez que las organizaciones han sido seleccionados?

A partir de la selección, nuestra fecha propuesta para el inicio de los proyectos es el 1 de junio.

Los proyectos de Liderazgo comunitario son a dos años con un presupuesto máximo de 3 millones de pesos. En el caso de Nuevos actores, los proyectos deben tener una duración de hasta un año. Estaremos trabajando con ellos en todo el proceso, acompañándolos en el desarrollo de sus proyectos, monitoreando las acciones que lleven a cabo y revisando el uso de los recursos. Cada grupo registrará por medio de videos y de testimonios, y de un reporte periódico, los avances y lo que va sucediendo con el apoyo del fondo Levantemos México. Posteriormente, haremos un cierre del proyecto y una evaluación. En este caso, el rango de apoyo es muy variado, entre 200 mil y un millón de pesos; por ahora todavía no sabemos exactamente cómo quedará porque eso es parte del proceso de selección.

Parte del acompañamiento que vamos a dar a todos los grupos que reciban apoyo del fondo es ayudarlos en el fortalecimiento de sus capacidades.

Esto quiere decir que vamos a reconocer cuáles son sus fortalezas, y en dónde necesitan capacitación y asesoría que les puedan ayudar a mejorar su trabajo. También va a haber componentes específicos relacionados con el tema de atención y prevención de desastres. La idea es apoyar a las comunidades afectadas para que se vuelvan mucho más resilientes, para que estén mejor preparadas ante futuros desastres que, desafortunadamente, van a seguir sucediendo. También tenemos la intención de hacer un ejercicio de compartir conocimiento entre todos los que reciban recursos, probablemente a través de reuniones de trabajo en donde puedan comunicar su experiencia y enriquecerse unos a otros.

Además de donar, ¿qué puede hacer alguien interesado en ayudar?

Hemos tenido voluntarios que nos han ayudado mucho y seguimos necesitando manos. Por ejemplo, podrían colaborar en la documentación y registro de los procesos en las comunidades; si son especialistas en algún tema podrían aportar con su asesoría o dar algún taller; otra opción es que si alguien tiene manera de conseguir materiales a bajo costo –que las comunidades necesiten– podrían ayudar en ese aspecto. Si hay alguien que tiene interés de hacer algo, que nos contacte porque a nivel local seguramente habrá muchas maneras de colaborar y de mostrar solidaridad. A partir de los sismos se despertó mucho interés en ayudar pero, después de que pasó la emergencia, disminuyó esta entrega ciudadana. Si alguien quiere comprometerse a largo plazo podemos perfectamente hacer vinculaciones con organizaciones en distintos lugares. Nos pueden contactar en: levantemos@ambulante.org

Related

Sponsors