🤖 ¿Ya viste alguna película de la Gira 2021? Nos ayudaría mucho saber tu opinión a través de esta encuesta.  

Conflictos sociales

Buscadoras en Jalisco: llenar un vacío de la autoridad

Por Siboney Flores

21 sep 2021

Compartir

Sorry, this entry is only available in Spanish For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

“Masculino. Nombre probable Orlando Pérez Valencia. Sin tatuajes”.

“Mujer. Tatuaje 3 puntos abajo pulgar izquierdo. Arriba del tobillo derecho dos hojas de mariguana y texto ilegible. Cicatriz de quemadura empeine izquierdo”.

Se trata de dos descripciones, de miles que son posteadas en Facebook, por el colectivo jalisciense que busca a personas desaparecidas “Por Amor a Ellxs”.

Como decisión propia y ante la crisis forense, las personas buscadoras —en su mayoría madres, esposas, hermanas e hijas—, decidieron documentar las características de los cuerpos no identificados y prendas que el Servicio Médico Forense (SEMEFO) resguarda, para luego compartirlas en las redes sociales.

La acción emprendida comenzó en 2017. Y fue tras septiembre de 2018 que el trabajo se volvió más arduo y formal, cuando dos tráileres fueron descubiertos con un total de 322 cuerpos en el interior, y que el Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses (IJCF) reconoció no tenía capacidad para resguardarlos dignamente.

El documental “Expiatorio” cuenta la crónica de lo sucedido en septiembre de 2018.

“Esto (de publicar las características) se hace porque no hay mucha respuesta (de las autoridades en la identificación de cuerpos)”, cuenta una de las integrantes del colectivo, que prefiere el anonimato.

Con estas publicaciones, las buscadoras reciben respuestas como: “Más información, tengo un familiar desaparecido hace un año”. “Gracias por la información seguiré pendiente. Mi hermano desapareció desde hace 7 meses”. “Espero me puedan ayudar, tengo un año 7 meses con esto, no encuentro a mi hijo”.

Las buscadoras lo hacen para que más familias no sigan pasando por lo mismo que ellas, pues las integrantes del colectivo tienen entre 4 y 10 años en esta búsqueda.

“Lo hago con fe, con amor  y con dolor… me da alegría cuando logramos encontrar el tesoro de una de nuestras amigas y se lo entregan, pero al mismo tiempo son sentimientos encontrados, ¿por qué a los de nosotros no los encontramos?”, se pregunta Silvia, una de las integrantes del colectivo Por Amor a Ellxs que ha buscado a su hijo durante 4 años y 2 meses.

La buscadora recuerda un caso donde se pudo identificar a un joven. “Mis compañeras se dieron cuenta que había una ficha de desaparición y que había un joven con las mismas características en SEMEFO. Ellas fueron las encargadas de hablar al colectivo de Veracruz, para que le pudieran informar a la mamá, y vinieran a recoger el cuerpo aquí a Jalisco”, dice Silvia.

La Comisión Estatal de Derechos Humanos Jalisco (CEDHJ) ha documentado que las buscadoras de Jalisco —de este y otros colectivos— han logrado identificar por lo menos cuerpos que corresponden a familias ubicadas en Coahuila, Sonora, Veracruz e Hidalgo. Pero los especialistas consultados señalan que si bien la labor de las buscadoras cubre un vacío que deja el Estado, para ellas el ejercicio es revictimizante.

Por Amor a Ellxs

Por Amor a Ellxs

Cuando van al SEMEFO, “les están pasando imágenes constantemente de todo lo que se ha localizado, cuerpos o segmentos, entonces hay días en los que una familia puede estar ahí viendo más de mil imágenes, ¿te imaginas el sufrimiento de las familias?” detalla Juan Carlos Benitez, coordinador de Atención a Víctimas de Desaparición de Personas de la CEDHJ.

Silvia describe un poco más la situación. “Desafortunadamente tú sabes el modo de operar aquí en el estado de Jalisco, es que no encuentras a tus cuerpos completos, los encuentras mutilados, entonces es una tristeza y una desesperación para encontrar las partes genéticas de tu hijo, porque si esta pierna te parece, pero se parece esta otra, no puedes hacer la confronta de las dos piernas, no sabes cual de las dos es, o sea, es horrible”.

Por eso se suelen acompañar unas a otras en estas identificaciones, según narran acompañantes e integrantes del colectivo.

Silvia, por ejemplo, cuenta del acompañamiento que lleva con otra madre que en tres años no ha podido acudir al SEMEFO pues tiene miedo y se pregunta  “¿Quién me va a sujetar la mano cuando esté ahí?”

Las buscadoras saben de muchas madres que no se han acercado al SEMEFO por miedo a lo que se pueden encontrar. Por eso, revisar el contenido que publica Por Amor a Ellxs en Facebook es una manera de buscar.

En este problema de identificación de personas, las autoridades correspondientes que fallan son la Fiscalía Especial en Personas Desaparecidas y el área de homicidios de la Fiscalía del Estado de Jalisco, explica Anna Karolina Chimiak, codirectora del Centro de Justicia para la Paz y el Desarrollo (CEPAD).

Por su parte, Alejandra Cartagena, académica del Centro Universitario por la Dignidad y la Justicia Francisco Suárez, dice que además las buscadoras sustituyen la plataforma que registra las características de personas fallecidas sin identificar, la cual pertenece al Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses (IJCF) y que fue creada en octubre de 2019.

La plataforma, agrega Cartagena, aunque está actualmente activa solo tiene registro de cuerpos que llegaron a la SEMEFO de 2018 en adelante y se tarda en hacer actualizaciones.

Además, Anna Chimiak comenta que otro de los detalles para usar la plataforma es que “difícilmente las familias tienen un equipo de cómputo… y desconocen cómo usar las herramientas”. Por eso, la opción más viable es revisar las publicaciones en Facebook de las buscadoras.

Según el informe “La crisis forense en México”, publicado en agosto de 2021, en Jalisco hay 5 mil 738 personas sin identificar.

 

Siboney Flores es tapatía, de 24 años. Egresada de la Universidad de Guadalajara, es editora y verificadora de datos en Animal Político. Escribe sobre desaparición, género y denuncia ciudadana. Sus trabajos han sido publicados en El Informador, Jalisco Radio y Radio UdeG Ocotlán.

 

Related

More documentaries about Conflictos sociales

Sponsors