Acopio en bici

Proyecto: Logística resiliente CDMX

Compartir

Lugar
Benito Juárez, Cuauhtémoc y Xochimilco, CDMX

Contacto
Areli Rocío Carreón García

Redes sociales
Facebook

Nada describe el horror de una ciudad que se tambalea y cae, como nada explica la energía y la urgencia por levantarla. La impotencia y el miedo entre muchos ya no es tan fuerte y, como nuestros predecesores en la antigua Tenochtitlán, nosotros salimos a encarar el infortunio con nuestras manos y nuestras piernas. Nos hicimos presentes en las calles, en las plazas, en toda la ciudad para decir muy alto y muy fuerte ¡no están solos! ¡Nadie se queda desamparado! Tú podrías ser yo o yo podría ser tú, o alguien de mi familia, así que aunque no te conozco, toma mi mano.

Ante el silencio y la suspensión en la que el sismo sumió a la ciudad, nosotros salimos raudos con nuestras bicicletas a hacerla fluir, a volver a moverse, a llegar a donde los caminos o las fugas de gas no lo permitían.

Salimos primero a verificar la dimensión del daño y a corroborar con nuestros propios ojos lo que se había derrumbado, lo que tenía daños o lo que sólo eran rumores y miedos. Otros comenzaron a reunir herramientas, comida, agua y medicinas. Nosotros, sin parar, a hacer llegar lo necesario, a toda prisa. Desde hace tiempo recogemos acopio para los damnificados en Oaxaca. Contamos con un canal de comunicación, mochilas, cascos, bungees, bicicargos, alforjas, guantes y luces que usamos todos los días para rodar. Salimos en grupos, con amigos. Algunos trabajamos juntos, otros somos colegas de paseos y de activismo bicicletero, y otros nos conocimos en las calles, primero por grupos de WhatsApp y luego por canales de Zello. Gracias a la fortaleza y entrega de cientos de ciclistas, hombres y mujeres, logramos responder a la emergencia e ir a donde sea que nos necesitaron, día y noche, más de 70 horas sin parar. Pero aprendimos que esto puede hacerse mejor, que necesitamos estar listos y mejor organizados por si el desastre es mayor, por si los daños están más extendidos, por si la ciudad nos necesita. Por eso, queremos sistematizar todo lo que aprendimos para prepararnos y que toda la comunidad ciclista esté lista para responder y apoyar si la situación lo requiere.

 

Visita el sitio de Reconstrucciones aquí 

Relacionados